Pasar al contenido principal

¿Qué es el quick commerce? ¿Por qué ha conseguido revolucionar el sector?

El quick commerce es un sistema de envío cada vez más demandado, ¿Sabes lo que es?

El quick commerce va a transformar el modelo actual de compra online, propiciando que los usuarios puedan recibir con la máxima inmediatez los productos que adquieren. Para que esto sea factible, realizan una contribución indispensable soluciones logísticas como la instalación en los edificios de buzones inteligentes, que facilitan la entrega rápida de los paquetes sin necesidad de que los compradores se encuentren en casa.

La compra online ofrece unas evidentes ventajas que explican la transformación que se está produciendo en los hábitos de adquisición desde hace años, siendo además una opción que se ha universalizado entre usuarios de todos los perfiles. 

Sin embargo, el ecommerce hasta ahora ha tenido un importante inconveniente con respecto a las compras presenciales en un aspecto fundamental: la disposición inmediata del producto, un problema que resuelve el quick commerce, una nueva tendencia en el comercio online que está ahora mismo en pleno auge.

Así, ante la expectativa de los usuarios de recibir su compra con la máxima celeridad, se está desarrollando un nuevo modelo de envíos rápidos, del que ya participan los referentes del sector como Amazon, que actualmente brinda la posibilidad de recibir pedidos en dos horas.

Problemas prácticos que resuelve el quick commerce

Hay que valorar, que el quick commerce no colma tan solo el deseo impaciente de que los productos lleguen en cuanto pinchamos en el botón de comprar, sino que ofrece respuesta a muchas cuestiones prácticas que se pueden dar en nuestro día a día, como por ejemplo la necesidad de disponer de manera inmediata cuando lleguemos a casa de productos que nos podemos comprar por estar en el trabajo, o que esta entrega instantánea sea el único modo de garantizarnos la recepción del pedido.

Con todo, para que un modelo de quick commerce sea factible precisa de la dotación de ciertos recursos logísticos, soluciones que posibiliten la entrega de paquetes a los usuarios finales sin que tengan que estar presentes en la dirección de envío.

Bajo este prisma, opciones como los puntos de conveniencia de gasolineras, centros comerciales e incluso pequeños comercios resuelven el problema de la recepción, pero ofrecen muchos inconvenientes en cuanto a comodidad para el usuario, y no son tampoco muy compatibles con la idea de quick commerce, ya que implican un desplazamiento y atenerse a horarios en algunos casos, sin entrar a valorar otros aspectos como la posible concurrencia de costes adicionales que encarezcan el pedido.

Los buzones inteligentes, el recurso ideal que precisa el quick commerce

Todo esto, refuerza la idoneidad de desplegar soluciones innovadoras como los buzones inteligentes de Citibox, que se instalan en los portales de los edificios para que los vecinos puedan recibir cómodamente en casa sus compras online aunque no estén.

Así, estos buzones multi-usuario instalados en las áreas comunes de los inmuebles permiten una recepción de los paquetes rápida y segura, sin tener que preocuparse de la llegada del mensajero, lo que los convierte en la solución definitiva para resolver un problema esencial de la compra online, tanto con el esquema de ecommerce tradicional como en los nuevos planteamientos quick commerce.

Un sistema gratuito para los usuarios

Además, este sistema no comporta ningún gasto adicional para los usuarios, que se benefician del servicio de los buzones inteligentes de manera gratuita, al repercutirse el coste hacia las plataformas de mensajería, que lo asumen sin ningún problema, ya que disponer de este recurso les supone un importante ahorro, al permitirles desde optimizar rutas de reparto hasta evitar los sobrecostes derivados de tener que reenviar paquetes, por no poder localizar a los destinatarios.

Buzones inteligentes seguros y que no consumen energía

También, los buzones inteligentes ofrecen plenas garantías a usuarios y empresas. Gracias al sistema de claves que opera a través de la App de Citibox. De manera que los mensajeros solo tienen que conectarse a ella para recibir la contraseña de acceso al buzón y poder dejar el paquete, siendo el código aportado de un único uso, lo que evita cualquier problema de seguridad.

Asimismo, al margen de que su instalación sea totalmente gratuita para las comunidades, los buzones inteligentes no precisan conexión a internet ni a la red de electricidad, con lo que no suponen un incremento del coste del suministro, algo particularmente importante en un contexto en el que la subida de la luz está abocando a muchos edificios de vecinos a la realización de derramas para afrontar la subida en la factura.

Así, vemos como desde cualquier óptica los buzones inteligentes suponen una excelente solución, emergiendo como un recurso fundamental para solventar tanto problemas recurrentes del ecommerce tradicional, como a la hora de poder desplegar los nuevos modelos de quick commerce basados en entregas rápidas a los usuarios.