Pasar al contenido principal

La entrega flexible es un factor determinante a la hora de comprar online

La entrega flexible permite elegir al usuario elegir el momento en el que recibirá su pedido online

Las compras online han experimentado un enorme auge en los últimos años. La pandemia supuso pisar el acelerador de un cambio de hábitos en los consumidores. El ahorro de tiempo y desplazamientos que supone el ecommerce ha decantado definitivamente la balanza en este sentido. Sin embargo, aún existe otro factor determinante: la entrega flexible.

entrega flexible

Esa entrega flexible significa que el consumidor no tiene que permanecer en casa a la espera de un paquete que no sabe cuándo va a llegar con certeza o no tiene que pedir el favor a algún vecino o al portero de la finca. En su forma más sencilla, significa que es posible elegir un día o una franja horaria para la recepción del pedido.

La entrega flexible se ha convertido así en uno de los pilares del comercio electrónico. En primer lugar, para el propio consumidor, que gana confianza al poder saber en qué momento se va a producir la entrega. En segundo lugar, para las propias empresas, que no pierden ni tiempo ni recursos en envíos frustrados.

Sin embargo, en muchos casos, esa flexibilidad sigue sin ser suficiente. El ritmo de vida actual hace muy complicado poder determinar en qué momento se puede recibir el envío sin problemas, especialmente cuando el plazo de entrega es largo. Para resolver esos inconvenientes surgieron iniciativas como Citibox.

Entrega flexible: clave en el comercio online

Si el comercio online se ha extendido de la manera que lo ha hecho ha sido gracias a su capacidad para adaptarse a las necesidades de los usuarios: compras más seguras, plazos de entrega más cortos, flexibilidad en las entregas, etc. A ello hay que unir el tipo de productos que los internautas adquieren a través de internet, sobre todo ropa y complementos, productos de salud y belleza o dispositivos móviles.

Tiendas online y empresas de transportes se esfuerzan en prestar el mejor y más rápido servicio, aunque se trate de productos no perecederos. Pero también es cierto que muchos consumidores se resisten a comprar vía internet si no tienen un plazo de entrega garantizado y muy riguroso. Y eso no siempre es posible.

Los llamados puntos de conveniencia pueden ser una buena solución. ¿Qué son estos puntos? Se trata de lugares en los que el comprador puede recoger su envío dentro de unos horarios más o menos amplios. Son puntos siempre cercanos a sus casas o negocios que hacen realidad esa entrega flexible.

Pero surge un problema: esos puntos también tienen un horario de funcionamiento o de apertura determinados y la entrega, aunque flexible, no lo es al 100 %. Es ahí donde Citibox marca la diferencia y donde los consumidores pueden conseguir eso que ansían: poder recoger sus pedidos con absoluta libertad de horario y sin depender de nada ni de nadie.

Con Citibox no hay horarios

Citibox representa mucho más que una entrega flexible. Es libertad. Sin necesidad de estar pendientes de horarios ni de realizar desplazamientos, los consumidores pueden recibir sus pedidos con absoluta confianza. Y esa confianza es la que permite que el comercio online crezca aún más.

No importa si el envío llega a las 10 de la mañana o a las 4 de la tarde. Con los buzones inteligentes Citibox ni el consumidor tiene que estar pendiente de la llegada del repartidor ni este de que el receptor esté en su domicilio. Es el grado máximo de entrega flexible. 

¿Sabes cómo funciona Citibox? El repartidor dejará el paquete en el buzón e inmediatamente el usuario recibe en el móvil un código para poder abrirlo. ¿Cuándo? Cuando al receptor del paquete mejor le venga. No hay horarios ni limitaciones, de modo que la entrega flexible lo es al 100 %.

Evidentemente, esa entrega flexible es también una entrega segura, en la que los datos del consumidor quedan perfectamente protegidos. Y también lo está el pedido, puesto que el buzón solo se puede abrir con la clave que le llega al usuario a través de la aplicación móvil.

Existen encuestas y estudios que apuntan a que una inmensa mayoría de quienes adquieren productos a través de internet señalan que la entrega flexible es clave a la hora de hacer sus compras. Con Citibox no es necesario que sea el comercio el que tome la iniciativa.

Renunciar a comprar online por dudas ante la recepción de los envíos o la ausencia de una entrega flexible es ya cosa del pasado. Instalando los buzones inteligentes de Citibox en la comunidad de vecinos ya no habrá ningún límite para que el pedido se pueda recoger en cualquier momento y a la misma puerta de casa. Es lo que marca la diferencia. Y más en momentos como los actuales donde las prisas, la falta del tiempo y el estrés forman parte de nuestro día a día.