Pasar al contenido principal

¿Qué debes de tener en cuenta para hacer compras en el extranjero?

Sigue los siguientes consejos para no correr ningún riesgo cuando compres en el extranjero

Tanto si eres un asiduo a las compras en el extranjero como si estás pensando en empezar a aprovechar las ofertas que hay en la red, es importante que tengas siempre en cuenta unas claves; y es que comprar en el extranjero de forma online tiene muchísimas ventajas, pero también debes tener cuidado con ciertos aspectos.

Grandes ofertas al comprar en el extranjero

¿Por qué nos resulta tan cómodo comprar a través de internet? Principalmente porque no tenemos que movernos de casa, porque contamos con todo el catálogo que podamos imaginar de cualquier tipo de producto y, además, porque encontramos siempre un sinfín de ofertas que nos hacen ahorrar algo de dinero. Este ahorro puede ser mayor si, además, compramos en páginas extranjeras. Ahora bien, ¿son todas las páginas seguras? ¿sabemos investigar bien esa página para no encontrarnos con problemas en los envíos y devoluciones?

Saber si ese sitio es seguro

Lo que primero tienes que tener claro a la hora de comprar en el extranjero es si el sitio en cuestión es seguro o no. Hay varios pasos que podemos seguir, pero uno de ellos es casi instantáneo, fijarnos en su URL. Debemos escoger siempre páginas que tengan una URL que comience con https:// y no con http://. ¿Cuál es la diferencia entre una y otra? La “s”. Esa letra lo cambia todo; y es que las páginas que cuentan con esa s en la URL son sitios con protocolo de seguridad (SSL).

Cuando compramos en un site que tenga ese comienzo de URL, podemos estar tranquilos, pues la página cuenta con protocolos de seguridad que certifican que los datos van a viajar de manera íntegra y segura. Para que lo entendamos mejor, toda la información que la tienda online y tú estéis intercambiando, estará totalmente cifrada o encriptada.

Investiga bien el site

Al comprar en el extranjero a través de una página web, debemos, además, investigar un poco más, sobre todo si es la primera vez que compramos en ella.

Observemos si cuenta con un servicio al cliente para aclarar dudas. Eso no nos costará demasiado trabajo, pues normalmente están incluidos de forma sencilla dentro de la misma página. Además, recuerda que una página con garantías es aquella que favorece siempre la comunicación entre usuario y equipo, con una atención completamente personalizada e instantánea.

Otras formas de investigar son:

  • Revisar sus redes sociales.
  • Conocer la experiencia de otros compradores.

La primera es sencilla. Una simple búsqueda de sus redes sociales nos hará ver si la página es o no transparente con la experiencia de compra de los usuarios. Algo tan sencillo como ver qué gestión tienen de los comentarios negativos e incluso si permiten o no realizar comentarios en las imágenes de sus perfiles. Si no cuenta con redes sociales, extrememos precauciones.

En cuanto a la experiencia de compra de otros usuarios. Es un punto interesante, pero hay que tener cuidado. Los comentarios extremadamente positivos pueden carecer de veracidad, ya que es sabido que muchas páginas pagan para que otros realicen ese tipo de trabajos. Fijémonos en los comentarios negativos y en los neutros. Si hay un número considerable de comentarios negativos, algo debería decirnos que la experiencia de compra no será buena.

Revisa los tiempos de entrega

Comentábamos que una de las ventajas de comprar a través de páginas online es el tiempo que ahorramos. Si además somos asiduos a comprar en el extranjero, entenderemos que es algo que de forma física difícilmente podremos hacer. No obstante, no es oro todo lo que reluce. Muchas veces, estas páginas que ofrecen productos con precios realmente económicos tardan muchísimo en llegar a nuestro país.

Infórmate siempre antes del tiempo que tardará tu producto en llegar. Además, también podría resultar interesante escoger páginas que te permitan un seguimiento del producto en todo el proceso de envío y entrega. Un seguimiento de la logística para que te muestre en cada momento dónde está y qué está pasando con tu producto.

Problemas con las entregas

Tenemos otro problema a la hora de comprar en el extranjero, las entregas. No importa si se usa correo ordinario o se envía a través de agencia, muchas veces no estamos en casa y tenemos que concertar una nueva entrega o personarnos en un punto de conveniencia o en las oficinas de la agencia. Esto en el mejor de los casos, porque también podemos encontrarnos con una devolución a destino, algo que siendo una compra en el extranjero puede demorar muchísimo la entrega y complicar las cosas.

¿Hay solución? Lo cierto es que sí, sobre todo si somos de los que compran bastante por internet. Citibox instala un buzón, completamente gratis, en tu comunidad. Este buzón será el encargado de recibir todos los paquetes que te lleguen cuando tú no estés en casa. Lo mejor de todo es que, además, no tendrás que revisarlo continuamente, pues desde Citibox se te informará a través de una app de si hay o no un paquete para recoger.