Pasar al contenido principal

Buzones en comunidades de vecinos: ¿Qué diferencias hay entre los tradicionales y los inteligentes?

El mundo de la mensajería está cambiando y, para ir de la mano, necesitamos que el lugar donde se depositan nuestros envíos lo haga también

Atrás se van dejando aquellos buzones de correos para dar paso a algo más comunitario, universal y tecnológico

Con la paquetería en uno de sus puntos más altos, resulta fundamental encontrar un elemento más eficiente, adaptado a los nuevos tiempos y que sea capaz de facilitarnos la recepción de nuestras compras online. 

¿Qué son los buzones inteligentes?

Los buzones inteligentes son dispositivos tecnológicos que se instalan en una comunidad de vecinos con el fin de agilizar las entregas de nuestros pedidos. Estos dispositivos, nos permiten recepcionar nuestros paquetes sin necesidad de estar en casa y de la forma más segura posible.

Muy útiles para cuando estamos de viaje, trabajando o de vacaciones, a diferencia del tradicional, no tendremos que permanecer en casa o controlar las horas de llegada del paquete para mantenerlo en nuestro poder. Con todo a su favor, cada vez son más las comunidades que lo ponen en marcha.

¿Por qué deberíamos instalar buzones inteligentes?

El comercio electrónico se ha convertido en el mejor amigo de nuestras compras. Casi de la noche a la mañana nos hemos encontrado con todos esos artículos que nos gustan en Internet y al alcance de la mano pero, ¿por qué colocar un buzón inteligente para esto? A continuación, te dejamos con algunos puntos a favor:

Uso exclusivo de la comunidad

Solo las personas que vivan en la comunidad derivada al buzón tendrán acceso al mismo y a los contenidos que se dejen en él. Esto nos aporta un nivel superior de seguridad frente a los puntos de recogida.

Entregas sin contacto

El distanciamiento social provocado por el covid-19 ha hecho que pensemos en nuevas formas de entrega donde el contacto no sea estrictamente necesario. Los buzones inteligentes permiten que el paquete llegue pero no por ello vamos a tener que ver o interactuar con el repartidor.

Disponible para las principales compañías de reparto

La popularidad que han ganado los buzones tecnológicos ha hecho que las principales compañías de reparto estén al tanto de su uso. De esta manera, cualquier empresa con la que vayas a hablar para tus próximos paquetes, estará familiarizada con su sistema universal y el mecanismo que tiene.

Mantenimiento gratuito para comunidades

Una de las ventajas de estos buzones es que no generan ningún tipo de coste a la comunidad, tampoco por el mantenimiento, tal y como pasa con la instalación y el uso .  Al contrario que con los buzones postales donde es la comunidad quien se encarga de comprarlos, instalarlos y mantenerlos en el estado idóneo para su uso¿Pensabas que ibas a tener que pagar algo?

Buzones tradicionales, ¿qué va a ser de ellos?

Los buzones tradicionales han sido muy importantes en nuestras vidas. Gracias a ellos hemos carteado y/o enviado postales o nos han servido para recibir nuestras facturas. 

A pesar de que siguen siendo necesarios para que den la célula de habitabilidad (estamos obligados a uno por vivienda para esto) el rápido crecimiento de estos dispositivos inteligentes puede acabar con ellos en los próximos años. Haciéndonos a la idea, aunque todavía es pronto para hablar de una totalidad, su realidad cobra cada vez más peso.

La paquetería, que es una de las principales responsables de esta idea, ha hecho del buzón inteligente un elemento universal, aquel por el que apuestan las comunidades de vecinos más avanzadas. Hoy, instalados por todo el país, se ven más de cerca las ventajas y aquellas razones por las que nosotros también deberíamos hacernos con uno de ellos.

En definitiva, los buzones inteligentes en comunidades de vecinos han llegado para quedarse. Con toda la tecnología (y práctica) que necesitamos para nuestros días, al colocarlo en la entrada del portal nos damos cuenta de lo mucho que nos ayuda con aquellos envíos para los que antes teníamos que acordar una hora. ¿Cuándo lo instalas tú en tu domicilio?