Tu vecino no puede recibir tus paquetes sin autorización

A estas alturas ya no hay lugar a dudas…Comprar a través de Internet es muy fácil, rápido y cómodo. Sin embargo, a la hora de recibir tus paquetes la cosa cambia, ¿verdad? 

El verdadero problema llega a la hora de recibir tus paquetes 

Tod@s hemos sucumbido a los encantos del ecommerce. Ya no vamos de compras, ahora cualquier momento del día es bueno para comprar. Basta con tener cerca un ordenador o mejor aún, nuestro teléfono móvil.

Divisamos nuestro objetivo, buscamos opiniones de otros comprados e incluso rastreamos el mejor precio. Y todo ello, sin movernos del sitio. Cuando por fin encontramos las condiciones perfectas, ¡voilà! De un solo clic, sea lo que sea, es tuyo. Más fácil y cómodo imposible. Pero, no es oro todo lo que reluce y ahora es cuando llegan los problemas…

¿Por qué es tan difícil recibir tus paquetes?

Por norma general, cuando realizas una compra online recibes un email de confirmación con información sobre la fecha en la que vas a recibir tu paquete. Incluso la franja horaria en la que el mensajero llegará a tu casa. Si sabes el día y la hora en la que vas a recibir tus compras no debería haber ningún problema, ¿verdad?

Pues a estas alturas de la película sabrás que las cosas no son tan fáciles como parecen… 

Cuando por fin llega el día clave comienzas a impacientarte. Tu paquete está en camino y queda muy poco tiempo para tenerlo entre tus manos. En ese momento se pueden dar diferentes situaciones, pero solo existe una buena: recibir tu paquete a la primera.

Se pueden alinear los astros y hacer que coincidas en el mismo espacio temporal con el mensajero. A veces es difícil, pero no imposible.

El resto de opciones, la verdad, no son del agrado de nadie. En algunos casos, cuando llegamos a casa nos topamos con el temido aviso de llegada. Y en otros casos es peor aún… Alguno de tus vecin@s ha recogido tus paquetes. Una práctica muy extendida, pero ¡ojo! No es legal si no lo autorizamos previamente.

Tus vecinos no pueden recibir tus paquetes por ti, lo dice la ley

recoger paquetes del vecinoLas empresas de mensajería están obligadas a entregar el paquete según las indicaciones del destinatario. Esto es indiscutible, y así lo recoge la Ley 43/2010, de 30 de diciembre del servicio postal universal, de los derechos de los usuarios y del mercado postal.

Según lo recogido en el Título II de esta Ley, como usuarios de cualquier servicio postal, nuestros datos no deben ser facilitados a nadie. Pero ya sabéis lo que dicen: ”del dicho al hecho…” Y aquí llega el primer error. Si nuestro paquete se entrega al vecino, éste tendrá como mínimo nuestro nombre y apellidos, y en la mayoría de ocasiones también nuestro número de teléfono. Sí, ese teléfono al que “han llamado” (¡qué suerte si ha sido así!) antes de dejar nuestro paquete a otra persona.

Cuando estos datos llegan a los vecinos a los que recurrimos a pedir sal y siempre nos atienden con una sonrisa, ¡no pasa nada! Pero si por el contrario, el mensajero, guiado por el azar y la falta de tiempo con la que suelen trabajar, ha dejado nuestro paquete en otra casa la cosa ya no es tan graciosa, ¿verdad?

¿Y si tu vecin@ no te informa de que ha recibido tu paquete?

En este caso, sólo te queda confiar en el lado amable del ser humano. Es decir, tendrás que esperar a que tu vecin@ se acerque a tu casa a entregarte tu paquete. Si esto no ocurre, comienza la búsqueda del “paquete perdido”.

Si te ha pasado alguna vez, vas a sentirte muy identificado con lo que viene a continuación.

Cuando esperas un paquete, pero no has podido estar en casa esperando a que llegue el mensajero lo primero que haces es revisar tu buzón buscando el famoso aviso de llegada. Ese mítico papel que nos recuerda que no estábamos en casa cuando llegó el mensajero. Si esto te ha pasado alguna vez sabes de sobra que la sensación de tranquilidad que invade tu cuerpo en ese momento es indescriptible, ¿verdad? Algo así como si tienes en tu poder el mapa del tesoro. Y en realidad es lo mejor que te puede pasar porque si el mensajero, sea por lo que sea, se ha olvidado de dejarlo comienza una ronda de llamadas a la empresa de mensajería para averiguar dónde está el paquete.

Cuando por fin tienes claro dónde está la compra que esperas solo queda un pequeño detalle que gestionar… Localizar a tu vecino para pasar a recoger tu paquete.

En definitiva, hemos comprado por Internet porque es fácil y cómodo, pero la recepción de nuestro paquete ha sido una verdadera odisea.

Cómo evitar que tu paquete pase de mano en manoEmpieza a recibir tus paquetes en Citibox

Lo cierto es que cuando miles de personas se enfrentan al mismo problema cada día, buscar una solución se convierte en una necesidad. Y si has llegado hasta aquí ¡estás de suerte! Tenemos una muy buena noticia que darte.

La solución definitiva al gran problema que supone recibir nuestras compras online existe y se llama Citibox.

¿Qué es Citibox?

Imagina que pudieras recibir todas tus compras online a la primera y sin estar en casa. ¿Lo visualizas? Pues precisamente eso es posible con los buzones inteligentes de Citibox.

¿Cómo funcionan los buzones inteligentes de Citibox?

El funcionamiento de los buzones inteligentes es muy sencillo. Cuando el mensajero llegue con tu paquete lo introducirá dentro de uno de los buzones vacíos y cerrará con un código que solo tú conocerás. Automáticamente recibirás una notificación en tu teléfono móvil a través de la app de Citibox. Para abrir el buzón inteligente en el que está tu paquete solo tendrás que escanear el código de la puerta, introducir tu clave de apertura y ¡listo!

Podrás pasar a recoger tus paquetes cuando quieras, sin esperas y con la seguridad de que no está de mano en mano.

Deja de vivir odiseas a la hora de recoger tus paquetes, haz clic en el botón de abajo y déjanos tus datos. En breve nos pondremos en contacto contigo para que no vuelvas a perder ni un segundo de tu tiempo esperando a que lleguen tus compras online 🙂

#quieroCitibox

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *