paquetes personales en oficina

La gestión de la paquetería personal se convierte en el gran reto de las empresas en 2018

No hay duda de que el comercio electrónico está creciendo a un ritmo imparable.  Según el último estudio anual sobre ecommerce elaborado por IAB Spain, 7 de cada 10 internautas en España realizan compras por Internet. O lo que es lo mismo, 16,4 millones de españoles utilizan el canal online para hacer sus compras. Esto se traduce en un aumento muy significativo del número de paquetes que se entregan a diario en nuestro país. Sólo durante la semana del Black Friday se llegaron a repartir 2.000.000 de paquetes diarios.

¡Qué fácil es comprar online y qué difícil es recibir nuestro paquete!

¿Quién no ha pensado esto en alguna ocasión?

La comodidad y la rapidez que nos ofrece Internet hace que cada vez sea más habitual comprar desde nuestro ordenador, tablet o smartphone. Sin embargo, el gran problema surge a la hora de recibir los paquetes.

Los horarios de reparto se solapan con nuestro horarios de trabajo. Esto hace casi imposible estar en casa en el momento de la entrega sin tener que abandonar nuestro puesto de trabajo para poder recibir nuestras compras.

Para evitar que la recepción de un paquete sea una verdadera odisea utilizamos como dirección de envío nuestro centro de trabajo. Hasta ahora, las empresas recibían un número insignificante de paquetería personal, pero en el último año estas cifras se han disparado y hoy ya suponen un gran problema para las empresas.

¿Cómo afecta la recepción de la paquetería personal en las empresas?paquetería personal en la oficina

Poco a poco los mostradores de recepción se están convirtiendo en almacenes improvisados. Muchas empresas se han visto obligadas a prohibir la recepción de paquetes personales. El gran volumen de paquetería personal provoca que se destinen muchos recursos a estas tareas. Además, para evitar destinar gran parte del tiempo de su personal a la recepción de las compras de los empleados.

Cuando llega el mensajero con la compra de un empleado y la empresa se niega a recoger el bulto surge otro problema. En este caso, el mensajero se ve obligado a llamar al destinatario para que acuda a coger su paquete. La consecuencia directa de esto es el abandono del puesto del trabajo y, por tanto, la disminución de la productividad.

Citibox, la solución a paquetería personal en las empresas

Buzones inteligentes Citibox para paqueteríaLos departamentos de Recursos Humanos son conscientes de la importancia de ofrecer soluciones que faciliten la vida a sus empleados. Sin embargo, en los últimos años están empleando muchos recursos en recepcionar y custodiar el gran volumen de paquetería personal que llega cada día. 

Por este motivo, grandes empresas como Mutua Madrileña, IPG o Just Eat ya han apostado por el sistema de recepción de paquetería Citibox. Gracias a la instalación de estos buzones inteligentes, sus empleados pueden recibir todas sus compras sin tener que interrumpir su trabajo o salir de la oficina para recibir sus paquetes. 

¿Qué es Citibox? y ¿cómo funciona?

Citibox es una aplicación móvil que gestiona buzones inteligentes ubicadas en las zonas comunes de las empresas.

Gracias a estos buzones los trabajadores pueden recibir todas sus compras sin interrumpir su jornada ni abandonar su puesto de trabajo.

Su funcionamiento es muy sencillo. Cuando el mensajero llega a entregar un paquete lo deposita en uno de los buzones y el destinatario recibe una notificación en su teléfono. De este modo, los empleados pueden recoger sus compras cuando quieran sin necesidad de estar presentes cuando llegue el mensajero.

 

¿Quieres disfrutar de Citibox en tu empresa?

#quieroCITIBOX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *