La instalación de un ascensor es una obligación

La instalación de un ascensor en los edificios que no cuentan con uno es uno de los debates más comunes en las juntas de vecinos. Mejor dicho, era uno de los debates más habituales. A partir del 4 de diciembre de 2017 la instalación de ascensores en los edificios de viviendas pasará a ser obligatorio. Con esta medida, recogida en el Real Decreto 1/2013, de 29 de noviembre, se pretende lograr la accesibilidad universal en las comunidades de vecinos.

Según los últimos datos del INE, en España hay 10,7 millones de viviendas en edificios residenciales de tres o más plantas y 4 millones no cuentan con ascensor. Esto quiere decir que hay millones de personas mayores y discapacitados que se encuentran con barreras arquitectónicas en su propia vivienda.

Sin lugar a dudas se trata de un problema que se debe erradicar para poder lograr la accesibilidad universal y la inclusión social de todos los inquilinos. Por ello, la decisión de instalar un ascensor ya no depende de la votación de la mayoría de los vecinos. Es la ley la que dice que se trata de una obligación.

Qué dice la Ley de Propiedad Horizontal

Tal y como se recoge en el Artículo 10.1.b de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH): “Tendrán carácter obligatorio y no requerirán de acuerdo previo de la Junta de Propietarios, impliquen o no modificación del Título Constitutivo o de los Estatutos, solicitadas a instancia de los propietarios, las siguientes actuaciones: b) Las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal y, en todo caso, las requeridas a instancia de los propietarios en cuya vivienda o local vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas con discapacidad, o mayores de setenta años, con el objeto de asegurarles un uso adecuado a sus necesidades de elementos comunes, así como la instalación de rampas, ascensores u otros dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan la orientación o su comunicación con el exterior”.

En resumen, la instalación de un ascensor o cualquier otro mecanismo que facilite la accesibilidad en los edificios de viviendas pasa a ser obligatoria. Ya no es necesario someter a votación esta decisión en la junta de propietarios. Basta con que lo solicite un propietario mayor de 70 años o cualquier persona que resida en la misma vivienda o se encargue de su cuidado.

Ahora bien, que la instalación del ascensor no sea votada en la junta de vecinos no quiere decir que no provoque un debate en el edificio. Por un lado están los vecinos que aceptan sin condiciones y por otro los que se niegan a la instalación por el gran coste que supone.

¿Quién paga la instalación del ascensor?

Teniendo en cuenta que la adaptación de los edificios es de carácter obligatorio, existen ayudas públicas para facilitar la financiación a las comunidades de vecinos. Sin embargo, en cualquier caso, serán los propietarios quienes tendrán que afrontar los gastos de la instalación y el mantenimiento.

¡Que no cunda el pánico! instalación de un ascensorProbablemente alguien que no se dedique a ello no sabe a cuánto puede ascender la instalación de un ascensor y las obras que ello conlleva. Pero según dicta la LPH, el importe que tendrá que afrontar cada propietario (después descontar las subvenciones) no debe exceder el equivalente a doce mensualidades de las cuotas habituales de la comunidad.

¿Y si la instalación supera las doce mensualidades?

En el caso de que el coste de la instalación del ascensor, una vez descontadas las ayudas públicas, supere las doce mensualidades se debe exponer en la junta de vecinos y realizar una votación. Para ser aprobado se necesita obtener una mayoría simple.

Si la mayoría de los votos son en contra no se eliminará el carácter obligatorio de la instalación. Si los vecinos se niegan pero el propietario que lo ha solicitado asume el importe restante, la instalación se llevará a cabo. En este caso, el resto de vecinos debe asumir su parte, que no excederá en ningún caso al equivalente a 12 mensualidades.

¿Que tipo de ayudas existen para la adaptación de los edificios?

Cada Comunidad Autónoma ofrece diferentes ayudas para facilitar la adaptación de los edificios de viviendas.instalación de un ascensor

A continuación podrás ver un resumen de las diferentes ayudas que se pueden solicitar dependiendo de la comunidad en la que se encuentra el inmueble (Fuente: El Confidencial; marzo 2017):

-Andalucía: cuenta con subvenciones que cubren entre el 60% y el 80% del coste total, dependiendo de la tipología.

-Aragón: dispone de 16 millones de euros para este tipo de ayudas, por lo que se calcula que se repartirán unos 5.000€ a cada comunidad de vecinos que lo solicite.

-Asturias: hasta 4.000€ para mejorar la accesibilidad de los edificios que lo necesiten.

-Baleares: la ayuda directa es del 25% del presupuesto protegido, pudiendo llegar hasta 7.100 euros

-Canarias: las ayudas a las comunidades de propietarios serán de hasta 1.100 euros por vivienda o de un máximo del 10% del presupuesto.

-Cantabria: las ayudas se rigen según el programa de fomento para la rehabilitación edificatoria.

-Castilla y León: cuenta con las mismas condiciones previstas en el plan estatal de vivienda.

-Castilla La Mancha: las ayudas a las mejoras de la accesibilidad pueden alcanzar hasta el 50% del coste total.

-Cataluña: se subvencionará entre el 25 y el 50% de la reforma hasta un máximo de 60.000 euros.

-Comunidad Valenciana: cuenta con las mismas condiciones previstas en el plan estatal de vivienda.

-Extremadura: el plan regional aporta hasta un 40% del presupuesto con un máximo de 4.000 euros. el plan estatal recoge hasta un 35% con un tope de 11.000 euros.

-La Rioja: la cuantía máxima de subvenciones a conceder por edificio no podrá superar el importe de multiplicar 11.000 euros por cada vivienda y por cada 100 metros de superficie.

-Navarra: la subvención máxima a conceder será de 12.000 euros por vivienda.

-País Vasco: se tratan de subvenciones a fondo perdido con un tope máximo de subvención obtenido al multiplicar 15.000 euros por el número de viviendas.

-Madrid: las subvenciones para mejoras en la accesibilidad pueden alcanzar hasta el 50% del coste total.

¿Y si no hay espacio para instalar un ascensor en la comunidad de vecinos?

La inmensa mayoría de los edificios que no cuentan con ascensor es porque son antiguos y en su momento no se contempló la opción de instalarlo. En estos casos, es más que probable que no cuenten con el espacio suficiente para poderlo hacer. Existen diferentes alternativas para solucionar los problemas de espacio y así poder cumplir con los requisitos de accesibilidad universal:

-Patio interior: se trata de la solución más fácil porque en cualquier caso este espacio pertenece a la comunidad de vecinos.

-Redistribución de la escalera: en este caso sería necesario reducir el tamaño de la escalera para poder hacer hueco al ascensor. No siempre es posible puesto que las escaleras son necesarias como vía de escape en caso de incendio y deben cumplir unos requisitos.

-Expropiación de una pequeña parte de las viviendas o locales comerciales. Sin lugar a dudas esta es una de las alternativas más problemáticas.

-Instalación en la fachada exterior: en caso de que no sea posible instalarlo dentro del edificio será necesario pedir un permiso al ayuntamiento para poder hacerlo en la fachada.

Nuevos servicios en edificios que hacen más fácil la vida de los inquilinos

taquillas electrónicas en empresaLa ausencia de ascensor en algunos edificios no es la única barrera a la que se enfrentan las personas mayores o aquellas que tienen problemas de movilidad. La simple tarea de salir cada día a comprar el pan se convierte en toda una odisea cuando nuestro entorno está plagado de barreras arquitectónicas. Por este motivo, cada vez son más las empresas que apuestan por desarrollar ideas novedosas que faciliten las pequeñas tareas del día a día.

CITIBOX es un claro ejemplo de cómo las tareas cotidianas pueden dejar de ser un problema, sobretodo para las personas para las que salir a hacer recados supone un esfuerzo extra. Las taquillas electrónicas de CITIBOX, ubicadas en las zonas comunes de los edificios de viviendas, permiten acceder a los servicios de panadería y lavandería ¡sin salir de casa!

La adaptación de nuestro entorno hasta lograr una accesibilidad universal es una carrera de fondo. Con la implicación de todos los sectores de la sociedad el camino a recorrer será más corto. Como ciudadanos no siempre está en nuestra mano, pero como personas si que es nuestra responsabilidad solidarizarnos con nuestros vecinos.

No lo dudes, si quieres comenzar a disfrutar de las facilidades que te ofrece CITIBOX pincha sobre el botón y en breve nos pondremos en contacto contigo para que CITIBOX llegue a tu edificio.

#quieroCITIBOX

Comments 2

  1. Hola , mi pregunta es q ya teníamos todo presentado al dministrador para la subvención del ascensor y creíamos la comunidad de propietarios q estaba aprobada y nos comunica el administrador q faltaban dos DNI de unas personas mayores y ya se nos paso plazo este mes el día 11 se puede hacer un recurso para presentar dicha subvenciones? Gracias

    1. Post
      Author

      Hola María Teresa

      En este caso sería necesario conocer qué tipo de subvención es exactamente la que queréis solicitar y revisar con detalle todas las bases y fechas límite.

      Gracias por tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *