Inmótica, la clave para dotar de inteligencia un edificio de oficinas en la era Proptech

  • En la era Proptech, la tecnología es la clave para hacer a un edificio de oficinas atractivo para empresas y trabajadores.
  • La inmótica se posiciona como la solución a las necesidades tecnológicas actuales en los edificios de oficinas y coworking.

¿Qué es la inmótica?

Si entendiésemos un edificio de oficinas como una persona, podríamos decir que la inmótica sería el celebro. Básicamente, inmótica hace referencia al conjunto de aplicaciones tecnológicas que permiten controlar y automatizar el funcionamiento de un edificio. Desde regular la intensidad de la iluminación en función de la luz natural, hasta controlar los accesos del edificio. Gracias a la inmótica, es posible controlar todos los factores que influyen en el funcionamiento de un edificio y optimizan u eficiencia energética. Y todo ello gestionado desde un ordenador o, incluso, desde un Smartphone.

En el último año la transformación digital ha irrumpido con fuerza en el sector inmobiliario. Sólo en España han surgido casi 200 empresas que aportan soluciones tecnológicas e innovadoras. Todas ellas se engloban bajo el término `Proptech´ .

Sin lugar a dudas, el término Proptech se ha convertido en el gran protagonista del sector inmobiliario en 2017. Y todo apunta a que va a dar mucho que hablar de aquí en adelante.

Dentro de las empresas Proptech, la inmótica podría considerarse como una de las ramas. En concreto, aquella que engloba al conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de edificios no destinados a vivienda.

Beneficios de la inmótica en los edificios de oficinas

Las grandes promotoras y fondos de inversión saben que las empresas cada vez son más exigentes a la hora de buscar una oficina en la que ubicar su sede. Por este motivo, la aplicación de las nuevas tecnologías en el funcionamiento de las instalaciones se ha convertido en un `must´ en todas las nuevas promociones.

No sólo se busca la automatización, también se tienen en cuenta otros beneficios a la hora de decantarse por un edificio inteligente:

Ahorro y eficiencia energética

inmótica para controlar edificios de oficinas

Una de las grandes ventajas que ofrece la inmótica a los edificios es el ahorro energético. Gracias a la tecnología aplicada a edificios es posible controlar la iluminación según la presencia o en función de la luz natural que exista en cada una de las diferentes zonas.

Esto supone hasta un 40% de ahorro energético. Y quiere decir que la inmótica no sólo convierte a un edificio en inteligente, sino que lo hace sostenible con el medio ambiente.

Otro aspecto que afecta directamente a la eficiencia energética es la climatización. Dependiendo del número de personas de cada estancia o la orientación de cada oficina. La tecnología aplicada a la inmótica permite que el propio edificio regule automáticamente la temperatura de cada zona.

Seguridad

No sólo el control de acceso a un edificio puede ser controlado a través de la inmótica. Cualquier otro riesgo en el edificio que suponga un peligro es monitorizado a través de sistemas informáticos.

El control y prevención de incendios es otro de los aspectos que un edificio inteligente gestiona automáticamente. Al igual que posible fugas de gases tóxicos y contocircuitos en la instalación eléctrica.

Comodidad

Inmótica en edificios inteligentesUno de los mayores beneficios que aporta la inmótica a los edificios de oficinas es la comodidad. Gracias a la tecnología es posible controlar el funcionamiento de las instalaciones desde cualquier lugar.

Vivimos en la era de los smartphones. Ya no es necesario un ordenador para estar conectados. El teléfono móvil se ha convertido en una herramienta indispensable en nuestro día a día. La transformación digital ha calado en todos los sectores y en los últimos años se ha centrado en la tecnología móvil. En el caso de la inmótica ocurre lo mismo. Hoy en día es posible controlar todo un edificio desde cualquier lugar y en cualquier momento. Monitorizar a tiempo real la vídeo vigilancia e incluso consultar informes de consumo.

Beneficios sociales para empleados basados en las nuevas tecnologías

Hoy en día el salario no es lo más importante para un empleado a la hora de valorar su empresa. Uno de los mayores retos de las empresas es la captación y retención de talento. Las nuevas tecnologías son un aliciente para atraer a los nuevos perfiles profesionales y las grandes empresas lo sabe. Por este motivo cada vez ofrecen más beneficios sociales a sus empleados que les ayuden en la conciliación.inmótica en los edificios de oficinas

La conciliación es, sin duda, el beneficio más valorado entre los empleados de diferentes generaciones. Sin embargo, los servicios tecnológicos son el mayor gancho para las generaciones más jóvenes. El gran reto de las empresas es adaptar sus instalaciones y la metodología de trabajo a las nuevas tecnologías. Para ello están implementando nuevas soluciones tecnológicas que faciliten el día a día de sus empleados. Reserva online de espacios de trabajo, recepción de compras personales en buzones inteligentes o la posibilidad realizar la colada sin salir de la oficina sólo son algunas de las facilidades que las grandes empresas ponen hoy en día al servicio de sus empleados.

Sin lugar a dudas, las empresas están cambiando para adaptarse a la transformación digital. Todo suma y las nuevas tecnologías no son una opción, sino que juegan un papel protagonista en estos cambios.

¿Te gustaría comenzar a disfrutar de la comodidad de trabajar en un edificio inteligente?

#quieroCITIBOX

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *